A la mayoría de artistas, antes de salir a escena, se nos forma un nudo de nervios en el estómago. Antes era el único nudo que conocía, ahora he descubierto uno que me acompaña cada consulta de oncología.

A la mayoría de artistas, antes de salir a escena, se nos forma un nudo de nervios en el estómago, que se va diluyendo a medida que avanza la actuación. Ese nudo en el estómago, si eres capaz de controlarlo es hasta satisfactorio. Ya que, a mi parecer, que se cree este nudo significa que la persona tiene un sentimiento de responsabilidad para con lo que va a llevar a cabo. Ya sea un baile, una canción, una obra de teatro… Quieres hacerlo bien, y ese hecho te pone nervioso, a consecuencia de lo cual se crea el nudo.

A mí, siempre se me ha formado ese nudo en el estómago, lo trato como combustible. Como una gasolina, que me impulsa a hacer lo que tengo que hacer sobre las tablas, lo mejor posible.

Ahora, he descubierto un nuevo nudo en el estómago, más oscuro, más punzante. Es el nudo que se forma previo a una consulta en oncología. Cuando tengo una cita con mi radióloga, está se lleva a cabo exactamente en el mismo lugar, al que tuve que acudir cada mañana de lunes a viernes, durante 30 días, a someterme a un tratamiento que, bueno, digamos que agradable agradable no es.

La sala de espera es la misma que en aquellos días, la puerta que da a los bunkers esta ahí, abierta. Y aunque tú, has venido a una revisión rutinaria, algo dentro de ti siempre augura con que acabarás tumbada en la fría camilla de esa máquina. Y la presencia de ese augurio te crea el nudo en el estómago, que a diferencia de a la hora de actuar, solo se desvanece cuando abandonas el pasillo, y subes al coche sabiendo que tu próximo destino es un sandwich mixto.

Y es ahí, cuando el queso fundido se rompe al separar el trozo, que el nudo desaparece, porque has ido al hospital pero ninguna cama tendrá esta noche tú nombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente entrada

Cambio de armario

Mar Oct 18 , 2022
En estos días mi madre y yo estamos inmersas en el proceso de “Cambio de armario”, y entre las categorías de “Me lo quedo” y “Lo dono” ha surgido una nueva opción...
A %d blogueros les gusta esto: